viernes, 29 de mayo de 2020

Primeras intoxicaciones de setas tras el confinamiento

Esta misma semana, primeras intoxicaciones de setas con "supuestos" perretxikos recogidos en la sierra de Urbasa. Cuatro personas de una misma familia se han intoxicado con setas, comidas en momentos diferentes y preparadas igualmente de manera diferente. Los síntomas aparecieron con más de 5 horas y levantaron todas las alarmas.
Supuestamente comían perretxikos, Calocybe gambosa, recogidos en prados de la sierra de Urbasa el pasado domingo, sin embargo, las setas recogidas y consumidas no eran tales sino otras muy parecidas, grandes, de magnífico aspecto y un olor parecido aunque no igual al de los primeros, Leucopaxillus lepistoides


El Leucopaxillus lepistoides presenta un aspecto muy parecido al Calocybe gambosa, láminas blancas y escotadas, olor y sabor agradables, pero distintos al de los perretxikos y unos bordes de sombrero al principio muy enrollados algo que no suelen presentar los Calocybe.

Técnicamente su principal diferencia es que tiene esporas amiloides, es decir, que contienen almidón en sus paredes que se ponen grisáceas con yodo.
Sin embargo el problema radica en que esta especie hasta ahora está considerada como comestible, por lo que la cuestión es si estamos ante una nueva especie o variedad que por otro lado presenta unas esporas mucho más pequeñas y ovoideas que las típicas o estamos ante un nuevo caso de otra especie que hasta ahora era comestible y se ha vuelto tóxica.
Ante esta situación agradeceríamos la comunicación de cualquier caso de intoxicación leve o moderada que se haya producido con el consumo de supuestos "perretxikos", Calocybe gambosa por hacer un seguimiento de esta especie, cualquier información pasarla al siguiente correo electrónico.