martes, 30 de julio de 2019

Sorogain (28/7/2019) Hayedo

Algunas fructificaciones muy dispersas y la mayor parte con deformaciones u otras alteraciones debidas al calor.
 El hongo reticulado u hongo de verano, Boletus reticulatus, de poros al principio blancos y un marcado retículo sobre el pie.
 Juntos encontramos el hongo amargo con el que fácilmente podemos confundirlo, Caloboletus calopus, también con poros amarillo, pero pie rojizo y una carne azuleante y amarga. El sombrero cuarteado por el calor.
 Junto a las Boletáceas son las Russuláceas otro de los grupos que fructifican más temprano, es el caso de la Russula aurora = Russula rosea, de sombrero rojizo pero pie blanco o un poco rosado, láminas blancas en la madurez y sabor no picante y por tanto un buen comestible.
 Pocas veces falta y en esta ocasión también la Russula nigricans, que pese a su nombre al principio es blanca y luego se pone negra, con láminas muy gruesas y espaciadas.
Bastante común también y reconocible por su fuerte y desagradable sabor y olor la Russula foetens, también muy afectada por los calores.
Sus parientes cercanos los lactarios, quizás por su contenido en leche aparecen menos afectados por los calores, es el caso y ardientes Lactarius piperatus, de láminas muy finas y apretadas que desprenden abundante leche blanca.
 Tímidamente empiezan algunos grupos de Cantharellus pallens, rebozuelos o zizaori, de sombrero típicamente amarillo y como recubierto de una pruína blanca, generalmente confundido con el Cantharellus cibarius, muy raro.
 Sin duda la especie más abundante y encontrada prácticamente por todo el hayedo, por desgracia carece de interés gastronómico, pero si micológico, el Gymnopus aquosus, de base del pie engrosada y provista de rizoides.
 Y como en casi todos los casos donde falta agua son los hongos lignícolas los que dominan ya que la madera retiene más largo tiempo la humedad, ahí encontramos los ramilletes de Marasmius rotula con las láminas unidas en un collar alrededor del pie.
 Este curioso hongo que desarrollaba sobre una rama de haya tras su estudio microscópico resultó ser el Trametes versicolor, posiblemente deformado por efectos del calor, aunque el día de la recogida había llovido.
 Sobre los grandes troncos en descomposición de haya algunos bellos ejemplares de Polyporus tuberaster.
 Y por supuesto de las típicas setas de ostra o setas de tocones, Pleurotus pulmonarius, con coloraciones claras y otras más oscuras sobre el mismo tronco.
Y terminamos este reportaje con este curioso sembrado que desarrollaba sobre una rama muy descompuesta de haya y cubierta de musgo y que no era otra cosa que una multitud de Cyathus striatus completamente vacíos, posiblemente fructificaciones del año pasado.

RELACIÓN DE ESPECIES OBSERVADAS

Amanita vaginata, Boletus erythropus, Boletus reticulatus, Butyriboletus appendiculatus, Caloboletus calopus, Cantharellus pallens, Cyathus striatus, Gymnopus aquosus, Gymnopus dryophilus, Hymenopellis radicata, Lactarius piperatus, Leccinum pseudoscabrum, Marasmius rotula, Pleurotus pulmonarius, Polyporus tuberaster, Russula aurora, Russula cyanoxantha, Russula foetens, Russula nigricans, Trametes versicolor