miércoles, 17 de junio de 2020

Valle de Anué (14/6/2020) Hayedo

Ya están apareciendo las fructificaciones de hongos de las especies más tempraneras que suelen ser Amanitáceas, Russuláceas y Phallales y por supuesto numerosas especies lignícolas.
 Diversas especies de Amanita, como la A. spissa y la más interesante desde el punto de vista gastronómico, la Amanita rubescens.
 Así mismo hemos encontrado bastantes gibelurdiñes, Russula, y entre ellas una variedad interesante de coloración un poco verdosas y superficie que se cuartea en los bordes, Russula cyanoxantha var. cutefracta
 Y del mismo grupo pero con leche el falso robellón, Lactarius pallidus.
 Sin duda una de las especies más abundantes encontradas y  llamativas por su aspecto y olor han sido los Phallus impudicus.
 Y una curiosa variedad, Phallus impudicus var subindusiatus que presenta un especie de colar o puntillas en la base de la cabeza o gleba.
 Donde mayor variedad y riqueza de especies hemos observada ha sido sobre troncos y ramas en descomposición. Entre ellas algunas de especial interés gastronómico como el Pleurotus pulmonarius.
 Y aunque aquí no se aprecia, se llega incluso a cultivar en algunos países orientales, la oreja de Judas, Auricularia auricula-judae
 Y su hermana la Auricularia mesenterica.
 Por supuesto nunca faltan los hongos lignícolas de textura leñosas, entre ellos algunos interesantes como el Hapalopilus nidulans.
 Y el Coriolopsis gallica de sombrero muy pelosos y sin bandas concéntricas.
 Otras especies carnosas ligadas a los troncos y tocones que hemos observado son la Psathyrella leucotephra dotada de un abundante velo parcial.
 El Coprinellus domesticus, también dotada de un abundante velo general en forma de numerosas escamillas sobre el sombrero.
Y mucho más rara que puede confundirse con un Pluteus o con un Hymenopellis radica el Hydropus subalpinus, lignícola, de láminas blancas y muy espaciadas y sombrero viscoso.
 Con menor tamaño, pero muchas veces con mayor interés micológico otras muchas entre las que destacaremos el Schizophyllum commune con láminas hendidas en abanico.
 Mucho más pequeñas y con láminas en abanico que pasa a ocráceo en la madurez, Crepidotus cesatii
 La Exidia thuretiana que forma almohadillas gelatinosas blanquecinas, pero con cierta consistencia.
Y termino con la especie más rara observada y que todavía no hemos podido determinar, de consistencia cartilaginosa ay caracteres microscó.picos de Phlebia.

Relación completa de especies observadas

Amanita excelsa var_spissa, Amanita franchetii, Amanita rubescens, Auricularia auricula-judae, Auricularia mesenterica, Cantharellus pallens, Chlorociboria aeruginascens, Coprinellus domesticus, Coriolopsis gallica, Crepidotus cesatii, Exidia thuretiana, Fuligo septica, Gymnopus dryophilus, Hapalopilus nidulans, Hydropus subalpinus, Hymenopellis radicata, Lactarius pallidus, Lactarius pterosporus, Marasmiellus ramealis, Mycetinis alliaceus, Phallus impudicus, Phallus impudicus f_subindusiatus, Phlebia deflectens, Pleurotus pulmonarius, Pluteus exiguus, Psathyrella leucotephra, Russula cyanoxantha, Russula cyanoxantha f_cutefracta, Russula delica, Russula nobilis, Schizophyllum commune, Stereum insignitum, Trametes versicolor,