viernes, 18 de agosto de 2017

Lecheras rojizas no malolientes

Las lecheras rojizas no netamente zonadas ni de látex rojizo son un grupo muy complicado y muy próximo a la lecheras malolientes. La mayor parte tienen leche blanca o acuosa y son más o menos picantes o acres y por tanto de escaso valor gastronómico.
La especie más común es el L. aurantiacus, de un color rojizo bastante vivo, con superficie brillante, como grasa o ligeramente viscosa y es propia de hayedos, aunque también aparecen en hayedos y algunos autores la dan como L. mitissimus.
El L. fulvissimus también es muy parecidos, desarrolla en hayedos y el sombre toma una coloración verdosa con la potasa.
Por último completa la trilogía de especies de lecheras enormemente parecidas y de difícil diferenciación sin el uso del microscopio el L. subdulcis de sombrero un poco surcado o plisado en los bordes y carne dulce o solo un poco acre después de un rato de masticación.
Una especie también de hayedos muy común es el L.rubrocinctus que se caracteriza bien por presentar la parte superior del pie más oscura, con una banda a nivel de las láminas más pigmentada.

Aunque presenta un olor a pescado y desagradable es muy afín y de mayor porte y además buen comestible es el L.volemus, de un bonito color rojo.
Por último y mucho más rara en pinares podemos encontrar el L. rufus que a diferencia el L. aurantiacus presenta una carne muy picante y ardiente.

Esquema de las principales especies de Lactarius rojizos no malolientes


sábado, 12 de agosto de 2017

Lecheras pelosas

Lecheras de borde peloso son diversas especies de Lactarius con sombrero netamente peloso o hirsuto, especialmente en los bordes y coloración que recuerda a la de los robellones o nízcalos.
En las zonas de abedules, Betula, se dan tres especies muy parecidas, la más común es el L. pubescens de sombrero no zonado, leche blanca e inmutable y muy picante y por tanto incomible.
También entre abedules encontramos más raramente el L. intermedius muy similar al anterior, con sombrero no zonado, pero con leche blanca que amarillea al rato y también incomible por su sabor ardiente.
Por último el L. torminosus presenta un sombrero zonado como el de los robellones o nízcalos, pero muy peloso hacia los bordes, con leche blanca e inmutable y con pie liso o con manchas o depresiones circulares.
Una de lecheras pelosas más comunes es el L. scrobiculatus, parecida a la anterior, pero típico de pinares y cuyo nombre le viene de las manchas circulares y un poco deprimidas que presenta en el pie, sombrero zonado y leche blanca que amarillea en unos segundos en lo que se diferencia también de la anterior. Precisamente se diferencia del L. citriolens, muy raro en Navarra, por su pie liso y sin manchas.
Especialmente en los bosques mediterráneos de Quercus, más raramente en otros bosques caducifolios, se da el L. mairei, de sombrero muy pelosos, pero no zonado y leche blanca inmutables y muy picante y por tanto incomible.

Esquema de las principales especies de Lactarius pelosos





martes, 8 de agosto de 2017

Lecheras rosadas

Las lecheras rosas son las especies del género Lactarius cuya leche blanca vira a rosa al cabo de un cierto tiempo. La mayor parte presentan un sombrero entre grisáceo y marrón y son de carne picante y acre y por tanto sin interés culinario.
El Lactarius acris puede presentar un sombrero de marrón claro a casi blanco, pero con una carne que vira rápidamente, en pocos segundo, a rosa vivo.
En los pinares encontramos el L. picinus de sombrero y pié marrones oscuros y de borde del sombrero liso, pero con enrojecimiento lento de más de un minuto y en los bosques caducifolios se dan unas especies muy parecidas a las anteriores con sombreros y pie marrón oscuros que algunos autores sinonimizan, el L. romagnesi que ilustramos.
Y el L. ruginosus que en las formas típicas se diferenciaría del anterior por el borde del sombrero con surcos o pliegues radiales.
Con sombrero mucho más claro, marrón claro o café con leche, frecuentemente con coloración no homogénea y pie igualmente claro tenemos otras especies de difícil diferenciación, el más común es el L. pterosporus, de peculiares esporas aladas y con carne que se torna amarillenta con la potasa.
El L. fuliginosus muy similar al anterior e incluso al L. romagnesii por su pie grisáceo, pero la carne no reacciona con la potasa, sus esporas no son aladas y su carne es picante.

Es precisamente el sabor de la carne no picante lo que diferencia al L. azonites, de pie blanquecino y carne que tampoco reacciona a la potasa.

Esquema de las principales especies de Lactarius enrojecientes


lunes, 7 de agosto de 2017

Valle de Ulzama (30/7/2017) . Hayedo

Pequeño paseo micológico por los hayedos próximos a la regata de Elzaburu, pocas especies pero suficientes para entretenerse.
Dos especies de Boletáceas en general no muy frecuentes, y ambas fuertemente azuleantes, una de gran porte y provista de retículo rojizo el Imperatos rhodopurpureus.
Y otra mucho más pequeña y con un precioso sombrero carmín, el Hortiboletusrubellus.
La más llamativa observada y sin duda la más aromática ha sido el Clathrus archeri con aspecto de flor o pulpo rojizo de un desagradable olor.
Bastantes Russuláceas tales como la Russula foetens incomible por su olor y sabor
Y las gibelgorri, Russula rubra de carne un poco picante y por tanto incomible.

Y dos lecheras de cierto interés, el Lactarius rubrocinctus con una banda oscura en lo alto del pie.
Y el Lactarius acris de sombrero muy claro y leche blanca que inmediatamente se pone rosa dentífrico, de sabor muy picante e incomible.
Por último terminaremos con un Mixomiceto, perteneciente al Reino Protista pero considerados durante mucho tiempo como hongos, la Arcyria incarnata sobre madera muy descompuesta.
RELACIÓN DE ESPECIES OBSERVADAS
Arcyria incarnata, Clathrus archeri, Fuligo septica, Gymnopus confluens, Gymnopus fusipes, Hortiboletus rubellus, Imperator rhodopurpureus, Inocybe rimosa, Lactarius acris, Lactarius pallidus, Lactarius pterosporus, Lactarius rubrocinctus, Leccinellum crocipodium, Marasmius rotula, Megacollybia platyphylla, Mycena pelianthina, Polyporus tuberaster, Psathyrella candolleana, Russula faginea, Russula foetens, Russula rubra, Russula solaris, Russula virescens, Trametes versicolor


viernes, 4 de agosto de 2017

Valle del Erro (29/7/2017). Hayedos

Área general muy seca y con pocas especies observadas muy dispersas y la mayor parte en bordes de pistas y senderos y en los bordes de barrancos.
Ahora en verano dominan las especies de Russuláceas y Amanitáceas, entre las primeras algunas de interés culinario como el gibelurdiñ, Russula cyanoxanthavar. peltereaui.

Y además de las ya vistas en días anteriores, Russula foetens y Russula rubra, hay que destacar la Russulafaginea característica entre otros caracteres por su fuerte olor a pescado que aumenta al envejecer.

De la misma familia también Lactarius y el más abundante el Lactarius pterosporus de leche banca que pasa a rojiza al oxidarse y peculiares esporas con crestas aladas.
Entre las amanitas además de la A. excelsa var.spissa la Amanita vaginata de gran volva membranosa y carente de anillo.

De las Boletácaes también típicas de primavera y verano solo hemos tenido ocasión de ver el Xerocomellus porosporus de superficie cuarteada no rojiza y esporas truncadas.
Y la llamativa Strobilomyces strobilaceus con un sombrero grisáceo completamente recubierta de grandes escamas.
Algunas especies de esporas oscura, generalmente poco atrayentes y en muchos casos tóxicas como el Inocybe rimosa.

E igualmente el Inocybe pyriodora con un penetrante olor dulzón que algunos comparan a dulce de pera.
En los caminos la Psathyrella candolleana de esporas grisáceas forma grandes grupos en los caminos.
Ya distancia reconocemos por su desagradable olor a cadáver el Phallusimpudicus que aquí vemos completamente recubierto de moscas absorbiendo el himenio fértil con sus esporas que después dispersan en sus patas.
Como siempre que el tiempo es seco los troncos y tocones son lugares garantizados para encontrar gran diversidad de hongos, algunos de gran interés como los Mixomicetos, el común Fuligo séptica de plasmodio amarillo
Numerosos Ascomicetos de carpóforos leñosos, esclerocios, como el Hypoxylonfragiforme.
Y por supuesto yesqueros como el Fomitopsis pinicola con borde rojizo y brillante.
Y los ramilletes de la tóxica Hypholoma fasciculare
Y por último terminaremos este breve resumen de lo observado con una especie de gran interés culinario, el Cantharellus cibarius, en general muy secos.
Y otra muy peligrosa, el Entoloma rhodopolium de esporada rosa.


RELACIÓN DE ESPECIES OBSERVADAS

Amanita excelsa var_spissa, Amanita vaginata, Amanita vaginata var_alba, Cantharellus cibarius, Cerioporus varius, Clitocybe gibba, Entoloma rhodopolium, Fomes fomentarius, Fomitopsis pinicola, Fuligo septica, Gymnopus confluens, Gymnopus dryophilus, Hydnum repandum, Hymenopellis radicata, Hypholoma ericaeoides, Hypholoma fasciculare, Hypoxylon fragiforme, Inocybe pyriodora, Inocybe rimosa, Laccaria laccata, Lactarius piperatus, Lactarius pterosporus, Lactarius romagnesii, Lactarius volemus, Megacollybia platyphylla, Mucidula mucida, Mycena pelianthina, Parasola plicatilis, Phallus impudicus, Pleurotus pulmonarius, Psathyrella bipellis, Psathyrella candolleana, Pycnoporus cinnabarinus, Russula cyanoxantha, Russula faginea, Russula foetens, Russula olivacea, Russula rubra, Schizophyllum commune, Strobilomyces strobilaceus, Trametes gibbosa, Trametes versicolor, Xerocomellus porosporus.