miércoles, 12 de septiembre de 2018

Basaburúa (8/9/2018) Hayedo

Muy pocas fructificaciones de hongos y dispersas, pero algunas interesantes.
 Sorprendente la preciosa patita de rata de un bonito color rosado, la Ramaria neoformosa, que llama la atención entre la hojarasca, y como la mayor parte de las rosadas de este grupo es una especie laxante.
 Más rara y pocas veces observada la forma asexual de la Postia ptychogaster.

 Aunque algunos rebozuelos también hemos observado, pero menos conocido es esta variedad de "ziza" o rebozuleo, el Cantharellus ianthinoxanthus.
Y hay que tener cuidado con esta negrilla de hayedo, el Tricholoma filamentosum que atrae por su gran porte y agradable olor, pero es una especie tóxica.
Grandes corros de lengua de vaca o gamuza, Hydnum repandum , inconfundible por los aguijones que presenta debajo.
 El Lactarius pterosporus, es curioso porque como todas las lecheras emite una leche al partir que al principio es blanca pero al rato se vuelve rosa.

 El Gymnopus fusipes, es una auténtico camaleón de las setas ya que presenta tantos aspectos que con frecuencia resulta difícil de reconocerlo, sin embargo su pie duro y radicante ayuda a reconocerla.
 Pero como casi siempre fuera de temporada es en los troncos y ramas donde más variedad de especies encontramos como el Pluteus leoninus.

 Y gran variedad de yesqueros, grandes o pequeños como el Stereum insignitum o el Trametes hirsuta.

Relación de especies observadas

Biscogniauxia nummularia, Boletus erythropus, Cantharellus cibarius, Cantharellus ianthinoxanthus, Cerioporus varius, Chlorociboria aeruginascens, Clitocybe gibba, Coriolopsis gallica, Diatrype disciformis, Fomes fomentarius, Geastrum rufescens, Gymnopus confluens, Gymnopus dryophilus, Gymnopus fusipes, Gymnopus peronatus, Hymenopellis radicata, Hypoxylon fragiforme, Lactarius blennius, Lactarius pallidus, Lactarius pterosporus, Marasmius rotula, Megacollybia platyphylla, Parasola plicatilis, Pleurotus pulmonarius, Pluteus leoninus, Postia ptychogaster, Pycnoporus cinnabarinus, Ramaria neoformosa, Ramaria stricta, Russula olivacea, Russula rubra, Stereum insignitum, Trametes hirsuta, Tricholoma filamentosum

lunes, 3 de septiembre de 2018

Basaburúa Mayor (2/9/2018) Hayedo

Aunque todo está muy seco se encuentran algunas especies de hongos paseando despacio, más de cuarenta especies observadas, y sorprendentemente algunas de gran interés micológico y gastronómico, como algunas Boletáceas, "hongos".
 Algunos ejemplares sueltos de Boletus aereus, característico por sus sombrero seco, afelpado y oscuro y sus poros blancos al principio y desde luego de gran calidad gastronómica.
 Menos conocido, el Butiryboletus appendiculatus, de poros amarillo y algo azuleantes, con pie reticulado de amarillo y un buen comestible, como el anterior.

 Y aunque el color y sobre todo el fuerte azuleamiento de la carne disuada de su consumo a muchos aficionados, el Boletus erythropus, del que hemos vistos también unos pocos ejemplares, es un gran comestible, aunque siempre hay que asegurarse de ver el punteado del pie.
Por el contrario el Suillellus rhodoxanthus que también presenta poros rojos como el anterior no esw en absoluto comestible.
 Sus principales diferencias son el retículo rojo que decora el pie y su carne dura y amarilla que solo azulea en el sombrero.

 Como es normal las Boletáceas suelen ir acompañadas de diversas especies de Amanita, entre ellas la A. ceciliae, con escamas separables en el sombrero y en el pie y mejor no consumir.
 Y mucho más peligrosa es la Amanita excelsa var spissa, aunque sin duda toda una preciosidad con sus escamillas blancas en el sombrero y su anillo membranoso.
 Las negrillas en los hayedos pocas veces son comestibles y mucho menos el Tricholoma sciodes con sombrero liso y con una pequeña punta o mamelón en el centro, de sabor muy amargo.

 Aunque buena parte de las especies de Russula de color rojo son picantes, especialmente en los hayedos, encontramos algunas dulces y comestibles, como la Russula aurora, aunque también hemos encontrado al lado la R. nobilis picante.
 Otras especies observadas pocas veces faltan en los hayedos como las "patitas de rata", Ramaria flava, comestible de escaso interés.
 Y por último de especies carnosas observadas con cierto interés mencionaremos el Coprinopsis insignis, cuya diferenciación con las otras especies similares del género se encuentra en sus esporas muy oscuras y fuertemente verrugosas.
 Y terminaremos este breve reportaje del paseo con algunas de las muchas especies observadas en ramas, troncos y tocones, el más abundante el yesquero blanco, Trametes gibbosa de poros alargados.
Muy parecido al Trametes hirsuta, de poros redondeados. 
 Y mucho más raro el Coriolopsis gallica, de poros muy grandes y angulosos y sombrero muy hirsuto.

Y por último el Phanerochaete sordida, como muestra de los muchos hongos en forma de película o costra que desarrollan sobre las ramas muertas de las hayas.

Relación de especies observadas

Amanita ceciliae, Amanita excelsa var_spissa, Amanita rubescens, Biscogniauxia nummularia, Boletus aereus, Boletus erythropus, Butyriboletus appendiculatus, Caloboletus calopus, Coprinopsis insignis, Coriolopsis gallica, Diatrype disciformis, Fomes fomentarius, Ganoderma applanatum, Gymnopus peronatus, Hydnum repandum, Hymenopellis radicata, Hypoxylon fragiforme, Hypoxylon fuscum, Inocybe rimosa, Lactarius rubrocinctus, Lactarius zonarius, Lycoperdon echinatum, Marasmius rotula, Mycena galericulata, Parasola plicatilis, Phanerochaete sordida, Pycnoporus cinnabarinus, Ramaria flava, Russula aurora, Russula cyanoxantha, Russula nobilis, Russula olivacea, Russula solaris, Sebacina incrustans, Stereum insignitum, Suillellus luridus, Suillellus rhodoxanthus, Trametes gibbosa, Trametes hirsuta, Trametes versicolor, Tricholoma sciodes.