lunes, 4 de mayo de 2015

Uterga. 3/5/2015

Una vuelta por los carrascales de la ladera sur del Perdón nos ha mostrado un bosque pleno de floración, pero seco falto total de hongos, no obstante en algunos lugares particulares siempre se encuentra algo interesante.
Es el caso de la gran Peziza echinospora que desarrolla en suelos quemados donde se han realizado hogueras.
Recibe este nombre por sus espectaculares esporas con fuertes verrugas que son más espinas que verrugas.
Entre hierba y a los bordes del camino prácticamente la única seta carnosa observada el Conocybe tenera
Junto a ella el Astraeus hygrometricus o estrella de tierra higroscópica cuyo peridio externo se abre con la humedad y se cierra con la sequía como se ve en el de la izquierda.
Sin lo verdaderamente llamativo lo encontramos encima de las pacas de paja en descomposición, unas grandes "tortas" que parecían excrementos de vaca algunas de más de 20 cm de extensión. Se trata de un Mixomiceto, el Fuligo septica.
Al seccionarlos aparece su interior, la parte fértil, muy oscura y pulverulenta.
Por último sobre troncos cortados de chopo, donde más se conserva la humedad una buena cantidad de Trametes trogii.