martes, 24 de noviembre de 2015

Orisoain (Valdorba). 22/11/2015

La humedad de las nieblas ha hecho mover los hongos de los carrascales y pinares de la zona Media de Navarra y aunque ahora la nieve caída estropea algunos es esperable que produzca una explosión micológica en la región mediterránea.
El higróforo escarlata, Hygrophorus russula, es sin duda la estrella de los carrascales, una especie muy característica por su aspecto de Russula y comestible.
Junto con el Hygrophorus leucophaeo-ilicis, que se puede considerar la llenega de los encinares.
 Sin embargo las especies más abundantes y que más caracterizan los carrascales son las especies de Cortinarius, entre ellos destacaremos el Cortinarius varius de láminas azuladas.
Y el Cortinarius elegantior = Cortinarius quercilicis, de láminas amarillas y sombrero con restos de velo general marrón ocráceo.
Sin olvidar al precioso Cortinarius ionochlorus de un bonito sombrero verdoso que contrasta con el color lila de las láminas.
 También los parientes de gibelurdiñes y robellones, Russuláceas son frecuentes y características, es el caso entre otros de la Russula ilicis
 El bonito Lactarius fulvissimus, de un llamativo color rojo y con sombrero cuarteable.
Y el falso robellón picante, el Lactarius mediterraneensis, de sombrero decorado con máculas redondeadas y leche blanca y picante.
Otras especies de más interés para micólogos como el Entoloma serrulatum de láminas bordeadas de grisáceo.
Y también algunas especies más atractivas para los micófagos, las gamuzas blanca, Hydnum albidum, acompañadas también del H. rufescens.
Varias clases de negrillas comestibles, la más frecuente el Tricholoma atrosquamosum var squarrulosum, pero también el Tr. orirubens y Tr. scalpturatum.
El hongo de encina, Leccinellum lepidum que mucha gente confunde con los verdaderos Boletus, aunque comestible menos aromático y sabroso que los relacionados con el Boletus aerees, pero muy aceptables para este momento de la temporada.
Más bonito, pero sin interés culinario el Tricholoma aurantium, muy característico de este tipo de bosques con el que terminamos la larga lista de especies observadas.

RELACIÓN DE ESPECIES OBSERVADAS.

Amanita citrina var_citrina, Amanita ovoidea, Caloboletus calopus, Clitocybe gibba, Clitocybe lituus, Cortinarius caerulescens, Cortinarius calochrous var_calochrous, Cortinarius elegantior, Cortinarius ionochlorus, Cortinarius rufoolivaceus, Cortinarius stillatitius, Cortinarius trivialis, Cortinarius varius, Entoloma serrulatum, Ganoderma lucidum, Hebeloma laterinum, Hebeloma sinapizans, Hohenbuehelia petaloides, Hydnum albidum, Hydnum rufescens, Hygrocybe virginea var_virginea, Hygrophorus discoideus, Hygrophorus leucophaeo-ilicis, Hygrophorus persoonii, Hygrophorus russula, Hypomyces chrysospermus, Inocybe flocculosa, Lactarius chrysorrheus, Lactarius fulvissimus, Lactarius ilicis, Lactarius mediterraneensis, Leccinellum lepidum, Lepista sordida, Leucopaxillus amarus, Lyophyllum decastes, Lyophyllum immundum, Peziza repanda, Russula ilicis, Russula nobilis, Scleroderma verrucosum, Stereum hirsutum, Tricholoma acerbum, Tricholoma atrosquamosum var_squarrulosum, Tricholoma aurantium, Tricholoma orirubens, Tricholoma scalpturatum, Tricholoma sudum, Tricholoma ustale,