jueves, 30 de marzo de 2017

Boletos, "hongos" de poros amarillentos

Comprende las especies que presentan un himenio formado por tubos, "hongos" en sentido popular en muchas regiones de España y en este apartado comentaremos las que presentan los poros más o menos amarillos ya en estado inmaduro y cuya carne no ennegrece al manipularla ni cortarla (Leccinum). 
en este grupo encontramos buenas especies comestibles y algunas incomibles por su amargor.
Una de las más interesantes es sin duda el Butyriboletus appendiculatus (= Boletus appendiculatus) con pie amarillo y provisto de una retícula en lo alto y sombrero de color gamuza a avellana o marrón rojizo. Aunque la carne azulea un poco al partir es un gran comestible. Indistinguible del B. subappendiculatus cuya carne no azulearía al partir.
Una especie muy próxima es el Butyriboletus regius (= Boletus regius)  con sombrero de un precioso color purpuríneo o carmín y un pie amarillo provisto igualmente de una retícula en lo alto. Como en el caso anterior con iguales características macro y microscópicas, el B. pseudoregius presentaqría una carne que azulea al cortar.
El Boletus pulchrotinctus es bastante raro en el norte, pero común en las comunidades mediterráneas y sobre todo algunos años, presenta porte muy similar al del temible Boletus satanas, con un sombrero con tonos rosados en el bordes y un pie bulboso e igualemente rosado, pero con carne amarilla y azuleante y poros amarillos.
Muy común y abundante el Caloboletus calopus (= Boletus calopus) se parece mucho a alguno de los buenos Boletus de poros blancos tales como el B. edulis o B. reticulatus, sin embargo presenta un fuerte azuleamiento en todas sus partes y el pie exibe colores rojizo, bien punteado o reticulado.
Formas de Caloboletus calopus con pie punteado de rojo muy semejantes Boletus erythropus de poros rojos.
Una especie muy próxima a la anterior e igualmente amarga e incomible es el Caloboletus radicans (=Boletus radicans) de sombrero muy claro, blanquecino y pie blanco o amarillento, sin tonos rojizos.
 Por último dos especies más bien raras y más próximas a los boletos de poros rojos que a éstos, el Imperator torosus (=Boletus torosus) muy mazudo, de carne amarilla pero enrojeciente en las mordeduras y muy fuertemente azuleante pero no amarga y por tanto comestible y con poros amarillo aunque en los ejemplares adultos pueden tomar coloraciones rojizas.
Muy parecido al anterior el Boletus xanthocyaneus con sombrero y pie que se mancha con tonos rojo sangre o rojo vivo y como el anterior de carne amarilla pero de azuleamiento muy intenso al cortar.

Esquema de las principales especies