lunes, 14 de diciembre de 2015

Valle de Ollo. 12/12/2015

Muy pocas especies y la mayor parte en los claros de bosque y bordes de camino.
En los claros de bosque una especie bastanta rara aunque recientemente la hemos recogido, la Melanoleuca excissa, una especie comestible que poca gente conoce y consume.
 Todo un espectáculo de las tripas amarillas, Tremella mesenterica, sobre las ramas de quejigos en descomposición
 Todavía siguen aparenciendo los pie azules, Lepista nuda.
 Una curiosa seta que forma costras de un llamativo color azul sobre ramas muertas de roble, la Terana caerulea o corteza azul.
En los bordes de caminos algunas barbudas, Coprinus comatus resisten los fríos de la noche
Algunas orejas de asno, Otidea cochleata se ocultan entre la hojarasca de los quejigos. Y junto algunas negrillas entre los pinares de repoblación absolutamente destrozados por la procesionaria es todo lo visto.