lunes, 25 de abril de 2016

Valle de Anué (24/4/2016) . Hayedo

 La Tarzetta catinus , una especie rara con apotecio en forma de olla, con el borde aserrlado y superficie externa finamente escamosilla, bajo la tierra esconde un pequeño pie.
 Todavía se encuentran  algunos ejemplares de seta de marzo, Hygrophorus marzuolus, muy escondidos bajo la hojarasca.
En los bordes de las pistas forestales, una estrella de tierra higrométrica, Astraeus hygrometricus, en realidad un pedo de lobo con envuelta externa o peridio que se abre en estrella, pero cuando se seca se recoge (higrométrica)
El mayor número de hongos ahora los encontramos sobre madera en descomposición, entre ellos el más destacable es la "oreja de Judas", Auricularia auricula-judae, una seta gelatinosa con aspecto de oreja que en otros países orientales es muy apreciada gastronómicamente
Sin duda lo que más hemos observado son hongos de carne dura, coriácea o leñosa, "yesqueros", entre ellos quizás el más destacado es el Polyporus brumalis, presenta un pie y unos poros muy pequeños.

Muy pocas especies, como es lógico en este tiempo, Marasmius alliaceus, Stereum insignitum, Trametes versicolor, Fomes fomentarius, etc.