lunes, 4 de enero de 2016

Lerín. 3/1/2016

Empezamos el año visitando los pinares mediterráneos de la sierra de Lerín, suficientes cosas para pasar una mañana interesante incluyendo el descubrimiento de una nueva cita para la Comunidad Foral de Navarra.
 La Galerina caulocystidiata, primera cita para Navarra, una pequeña seta de los musgos con pie oscuro y completamente recubiertos de finas puntuaciones como escamillas o pelillos blancos.
 Presenta una arista de láminas completamente tapizada de cistidios en botella con largo cuello en algún caso un poco ensanchado en la extremidad, que no aparecen en las caras de las láminas.
 E igualmente toda la superficie del pie aparece cubierta de cistidios semejantes muchos agrupados en ramilletes que son lo que a simple vista vemos como pelos o escamas.
Grandes esperas elipsoidales, superiores a las de la G. vittiformis con las que guarda grandes parecidos.
 Otras pequeñas especies interesantes son la Crinipellis scabella, de pie marrón y afelpado que desarrolla sobre las agujas de los pinos.
 La Hemimycena lactea, una pequeña y delicada seta completamente blanca de los musgos.
 Con grandes esporas en forma de barco que sorprenden dado el pequeño tamaño de la seta.
 Y una arista de láminas completamente tapizada de cistidios con terminación dilatada en cabeza.
Y una de las más bonitas setas observadas y que fácilmente se reconocen por su colorido, a pesar de su tamaño, es la Rickenella fibula, también sobre musgos, de láminas decurrentes muy espaciadas.
Y también algunas otras especies de mayor porte como el Clitocybe umbilicata.
 Un cuesco de lobo de superficie muy lisa, el Lycoperdon molle, no tan común como otros congéneres.
 E incluso abundantemente alguna todavía hemos observado alguna especie de interés culinario, como el pie azul, Lepista sordida, bastante abundantemente.
Muchas pequeñas patitas de rata, Ramaria flaccida, sobre los musgos.
 
Dos especies parecidas y de buen aspecto, pero incomibles por su sabor y amargor, el Tricholoma psammopus y el Leucopaxillus amarus.
Y terminaremos mencionando a la Tapinella panuoides que muy abundantemente coloniza y se encarga de descomponer los numerosos tocones de pino existentes. Aunque pueda parecer un típico pleuroto es incomible por su carne muy coriácea.

RELACIÓN DE ESPECIES OBSERVADAS.

Arrhenia rickenii, Arrhenia spathulata, Chroogomphus rutilus, Clitocybe costata, Clitocybe phyllophila, Clitocybe umbilicata, Crinipellis scabella, Dacrymyces stillatus, Galerina caulocystidiata, Gymnopus dryophilus, Hebeloma longicaudum, Hemimycena lactea, Inocybe flocculosa, Lactarius deliciosus, Lepista sordida, Leucopaxillus amarus, Lycoperdon molle, Melanoleuca graminicola, Ramaria flaccida, Rickenella fibula, Tapinella panuoides, Tricholoma psammopus, Tricholoma scalpturatum.