lunes, 6 de febrero de 2017

Hongos ennegrecientes

Comprende un conjunto de Boletáceas, es decir, de carpóforos con himenio en tubos que en muchos lugares se conocen popularmente como "hongos", pero cuya carne al partir enrojece o grisea más o menos lentamente y en algunos casos ambas cosas, pero no azulean ni enverdecen. Todos pertenecen al antiguo género Leccinum y son comestibles y presentan unos portes particulares y característicos.
El más característico y de más valor gastronómico es el Leccinum quercinum, típico de robledales o hayedos y absolutamente similar al L. aurantiacum, más propio de sotos y choperas. En ambos casos los poros son blancos, el pie con granulaciones blancas ennegrece al manipularlo, igual que la carne al corte y presenta un bonito sombrero anaranjado.


Muy afín y también común el Leccinellum pseudoscabrum (=L. carpini) también presenta poros blancos y un neto ennegrecimiento de la superficie del pie y de la carne pero el sombrero es de coloración marrón grisácea.
Muy parecido al anterior, con carne y pie muy ennegrecientes y también mucho más raro ya que está muy ligada a los abedules, el L. versipellis se diferencia fundamentalmente por su hábitat, su sombrero marrón anaranjado, (foto un poco descolorida) y las granulaciones grisáceas del pie en estado joven, antes de manipularlas.
En los mismos hábitats de abedules el L. variicolor presenta un sombrero marrón o color cuero, muy escaso ennegrecimiento y una característica coloración verdosa en la base del pie.
Mancha verdosa de la base del pie del L. variicolor y que lo diferencia del L. scabrum, también muy similar, con carne muy poco ennegreciente pero sin mancha verdosa y también ligado a los abedules.
Leccinum scabrum, de poroso blancos, ligado a los abedules, con carne no ennegreciente y sin manchas verdosas en la base del pie. Todo un conjunto de especies muy afines y de complicada diferenciación.
Otro de los hongdos ennegrecientes más comunes en hayedos y robledales y que actualmente está separada en otro género es el Leccinellum crocipodium de poros amarillo y no blancos como en los anteriores, pero muy claramente ennegreciente y con un sombrero muy tempranamente cuarteado en la superficie.
En las comunidades mediterráneas de Quercus, carrascales y encinares, y más raramente en robledales y quejigales, sale a veces muy abundantemente e incluso hasta finales de año, el Leccinellum lepidum, de sombrero menos cuarteable que el anterior, a veces parece un auténtico "hongo de verano", B. reticulatus o  un hongo claro, B. edulis, pero sus poros son amarillo desde joven, pie muy duro y carne ligeramente enrojeciente al corte y al tiempo un poco grisácea, pero no claramente ennegreciente. Es un buen comestible que dada la época que sale es de gran interés.
Y terminaremos esta breve exposición con un llamativo hongo, el Strobilomyces strobilaceus, u hongo escamoso, no solo ennegreciente sino negro en general y con un sombrero fuertemente escamoso. Dada su textura y poco carnosidad carece de itnerés culinario.

Esquema de las principales especies de Leccinum