miércoles, 22 de septiembre de 2021

Basaburúa (19/9/2021) . Hayedo

 Las Boletáceas comienzan a fructificar con fuerza, sobre todoa algunas especies, del resto, diversidad pero poca cantidad.


El Imperator rhodopurpureus, un interesante hongo de poros rojos, retícula roja en el pie y una carne amarilla que azulea muy intensamente al partir.


Muy parecido el Rubroboletus legaliae presenta un pie menos rojizo, también con retícula roja y una carne que no azulea tan intensamente, pero sí completamente.


Aunque el color del sombrero recuerda a los anteriores, purpuríneo, los poros son amarillos, el pie con retícula amarilla, no roja y la carne amarilla que azulea , pero no tan intensamente, el Butyriboletus pseudoregius, un buen comestible, al contrario que los dos anteriores.



Especie muy próxima a la anterior, el Butyriboletus appendiculatus, también buen comestible, presenta un sombrero de coloración marrón y un escaso azuleamiento al partir.


Los mejores y más preciados hongos de esponja son sin duda los relacionados con el Boletus reticulatus, de poros blancos y retícula en lo alto del pie también blanca.


Con cierto parecido con los anteriores en cuanto al color del sombrero e incluso de los poros que son amarillos, no blancos, el pie con punteaduras o retícula roja, el Caloboletus calopus presenta un fuerte sabor amargo que lo hace incomible.


Y por último el más feo que todos ya que se pone un poco grisáceo al manipularlo o al cortarlo, Leccinum scabrum.



Aunque sin interés culinario hemos observado una cuantas especies interesantes como el Abortiporus biennis, una seta muy dura que sale entre la hojarasca formando rosetas.


Cuescos de lobo estrellados o estrellas de tierra, Geastrum fimbriatum.


Y una buena representación de "patitas de rata" de diversas especies, no fáciles de identificar sin el uso del microscopio, la Ramaria neoformosa presenta una coloración general amarilla con reflejos rosados.


Algunas especies de gran interés micológicos y llamativos colores como el Cortinarius violaceus.


O el Cortinarius vibratilis de sombrero y pie muy viscosos y sabor muy amargo.


O pequeñas setitas que muchas veces nos pasan desapercibida, el Mycetinis scorodonius resulta fácil de reconocer porque huele muy fuerte a ajo.

Y el Marasmius rotula destaca por su color blanco y las láminas unidas en un collar alrededor del pie.



Aunque todavía no es el momento de las "galampernas", comienzan a aparecer algunas como la Lepiota magnispora.

Y también alguna amanita un poco especial, Amanita franchetii de escamas amarillas.

Y terminamos el reportaje con una bonita y suculenta estampa del Pleurotus pulmonarius, en esta ocasión, cosa rara, sobre un haya viva.

Relación completa de especies observadas

Abortiporus biennis, Amanita franchetii, Amanita fulva, Amanita rubescens, Boletus reticulatus, Butyriboletus appendiculatus, Butyriboletus pseudoregius, Caloboletus calopus, Cerioporus leptocephalus, Clitocybe gibba, Clitocybe hydrogramma, Cortinarius vibratilis, Cortinarius violaceus, Daedaleopsis confragosa, Geastrum fimbriatum, Gymnopus peronatus, Imperator rhodopurpureus, Leccinum scabrum, Lenzites betulina, Lepiota clypeolaria, Lepiota magnispora, Lepista amara, Lycoperdon molle, Lycoperdon molle, Marasmius rotula, Megacollybia platyphylla, Mycena renati, Mycetinis scorodonius, Pleurotus pulmonarius, Pluteus leoninus, Psathyrella candolleana, Ramaria flava, Ramaria neoformosa, Rubroboletus legaliae, Russula rubra, Stereum insignitum, Stereum insignitum,


miércoles, 15 de septiembre de 2021

Arraiz (Ulzama) Hayedos. 12/9/2021

 Bosque muy seco aunque de manera dispersa y con escasa representación se observa una buena diversidad de especies micológicas.

Sobre troncos en descomposición una rara especie de gran interés micológico, Flammulaster limulatus.
Dos buenas especies comestibles podemos recolectar, Cantharellus pallens, rebozuelo o zizaori
Y las lenguas de vaca o Hydnum repandum con aguijones por debajo.
E igualmente de gran calidad gastronómica y del mismo grupo de Afiloforales de carne dura, el pie de cabra, Scutiger pes-caprae.
También es un afiloforal porado, pero más coriáceo y con más interés micológico que gastronómico la Coltricia perennis.
El grupo mejor representado en estos momentos sin duda son las Russuláceas o setas de carne granuda como el caso de Russula delica.

Y la Russula olivacea también comestible pero que causa trastpornos gastrointestinales leves a algunas personas.
Y con leche todavía una mejor representación, el Lactarius pallidus picante.

Gigasntescos ejemplares de Lactarius vellereus, un poco basto de consumir pero comestible.
Y con una coloración verdosa con manchas dispersas el Lactarius blennius no puede ser consumido por su picor.
De interés micológico más que gastronómico el Cortinarius tophaceus es una rara especie que se encuentra en muy pocos lugares de Navarra.
Y casi lo mismo podríamos decir del Cortinarius emollitus, de sombrero amarillo y superficie viscosa amaqrga.

Sobre troncos muy descompuestos también se observan especies de interés como Pluteus cervinus con láminas rosadas en los ejemplares maduros. 
Y unas setas que muchos confunden con los pleurotos comestibles y cultivados, se trata del Crepidotus applanatus que se diferencia fundamentalmente porque las láminas no son blancas sino ocráceas por las esporas.
Y terminamos el reportaje con algunas especies curiosas como Coprinopsis insignis que en la madurez se vuelve tinta.
Y el Phallus impudicus que representa un verdadero banquete para moscas e insectos en general que atraídos por su fuerte olor desagradabe consumen la gleba o parte fértil y dispersan sus esporas

Relación completa de especies observadas

Amanita rubescens, Cantharellus pallens, Clitocybe gibba, Coltricia perennis, Coprinopsis insignis, Cortinarius emollitus, Cortinarius purpurascens, Cortinarius purpurascens var_largusoides, Cortinarius tophaceus, Crepidotus applanatus, Flammulaster limulatus, Fomes fomentarius, Fuligo cinerea, Gymnopus dryophilus, Hydnum repandum, Hydnum repandum, Hymenopellis radicata, Hypholoma fasciculare, Inocybe cookei, Laccaria laccata, Lacrymaria lacrymabunda, Lactarius blennius, Lactarius pallidus, Lactarius vellereus, Lactarius volemus, Marasmius rotula, Megacollybia platyphylla, Parasola plicatilis, Phallus impudicus, Pluteus cervinus, Polyporus tuberaster, Psathyrella candolleana, Russula aurora, Russula cyanoxantha, Russula delica, Russula foetens, Russula nigricans, Russula ochroleuca, Russula olivacea, Russula vinosobrunnea, Schizopora paradoxa, Scleroderma citrinum, Scutiger pes-caprae, Stereum insignitum, Strobilomyces strobilaceus, Trametes gibbosa, Trametes versicolor, Xerocomellus chrysenteron,

Barranco Basakaiz (Basaburúa) . Hayedo. 11/9/2021

 Suelo muy húmedo pero de lluvias recientes y en general muy pocas fructificaciones de hongos.

En los claros herbosos de la cresta encontramos una interesante entoloma de coloración general azulada y láminas con borde azulado, Entoloma serrulatum.
Y por supuesto también en los claros la molinra, Clitopilus prunulus, una seta comestible de un fuerte olor harinoso pero muy peligrosa por sus posibles confusiones con clitocibes blancos tóxicos.

Muy pocas Boletáceas, entre ellas el Caloboletus calopus muy amargo e incomible.

Y un bonito "hongo" con un rebuscado nombre, Rheubarbariboleuts armeniacus = Boletus armeniacus, de un precioso color albaricoque y al contrario que el anterior un buen comestible.

Grandes grupos de "coliflores", Ramaria botrytis con las extremidades de un color vinoso (no destacan bien en la foto), a pesar de su aspecto es comestible.
De un bonito color avellana la Amanita fulva, estilizada, sin anillo pero con una volva membranosa inmersa entre la hojarasca.
Entre la hojarasca grandes grupos de Gymnopus peronatus, de buen aspecto pero incomibles por sus sabor amargo.
Y aunque observamos lógicamente unas cuantas más terminamos el reportaje con un preciosos yesquero que presenta láminas por debajo en vez de poros, Daedaleopsis tricolor.

Relación completa de especies observadas

Amanita fulva, Amanita rubescens, Boletus erythropus, Caloboletus calopus, Cantharellus pallens, Chlorociboria aeruginascens, Clitopilus prunulus, Daedaleopsis confragosa, Entoloma serrulatum, Fomes fomentarius, Gymnopus confluens, Gymnopus peronatus, Hypomyces chrysospermus, Lactarius volemus, Megacollybia platyphylla, Pycnoporus cinnabarinus, Ramaria pallida, Rheubarbariboletus armeniacus, Russula cyanoxantha, Russula delica, Sin determinar, Xerocomellus chrysenteron,