lunes, 16 de enero de 2017

Cantarelas y trompetas

Cantarelas y trompetas y otros muchísimos nombres populares en distintas regiones de España se refieren a hongos con carpóforos en forma típica de seta, embudo o trompeta, fácilmente desecables y con himenio, bajo el sombrero en forma de pliegues más o menos marcados, pero no verdaderamente láminas. Todos son comestibles de más o menos calidad.
Se organizan en dos grandes grupos, Cantharellus (Cantarelas), los que tienen pie macizo y Craterellus (trompetas) los que tienen el pie hueco.
La especie más común y cotizada es el Cantharellus cibarius de pie macizo y carne consistente y raramente agusanada y con el himenio formado por pliegues muy pronunciados que parecen láminas. Es muy polimórfico y se han descrito gran cantidad de formas y variedades.
Muy similar y para algunos autores una simple variedad es el Cantharellus amethysteus que se caracteriza por su sombrero purpuríneo y escamoso.
El Cantharellus friesii se puede considerar como un hermano pequeño del C. cibarius, en general con coloración más viva, más anaranjada y pliegues del himenio muy marcados, su sabor es un poco picante y por tanto de menor valor culinario.
Algunas especies ennegrecen al manipularlas sin que eso les quite valor culinario, es el caso del Cantharellus ianthinoxanthus y C. melanoxeros, ambos muy similares y de dudosa diferenciación. Presentan una coloración más traslúcida, amarillenta clara y el primero apenas grisea mientras que el C. melanoxeros ennegrece considerablemente como el de la foto.
El Cantharellus ianthinoxanthus apenas ennegrece y presenta un himenio con pliegues poco marcados.
Otra de las especies más cotizadas y comercializadas es el Craterellus lutescens, marrón por arriba, pero de un amarillo más o menos vivo por la parte inferior, con pie hueco (Craterellus) e himenio con pliegues poco marcados, no propiamente lameliformes.
Muy parecido y frecuentemente confundido es el Craterellus tubaeformis de coloración general muy similar pero con un himenio formado por pliegues muy marcados similares a láminas.
El típico Craterellus en forma de trompeta o embudo, de aspecto tétrico, pero un gran comestible, la trompeta de los muertos, Craterellus cornucopiodes, presenta un himenio casi liso o con pliegues muy poco marcados.
Sin embargo el Cantharellus cinereus, de aspecto superior muy parecido, presenta un himenio con pliegues muy marcados y el pie fino y macizo (Cantharellus).

Por último terminaremos este repertorio con la especie menos conocida, el Pseudocraterellus undulatus, se podría considerar como una forma intermedia entre las dos anteriores, de pie hueco pero delgado como el de un Cantharellus e himenio formado por pliegues bastante marcados y diferenciado del pie.

Esquema de las principales especies

Aunque no son propiamente cantarelas ni trompetas los Gomphus son especies muy próxima ya que su himenio está formado igualmente por pliegues en vez de láminas y son igualmente comestibles.
El Gomphus clavatus es muy frecuente en pinares y su carne es blanca.
Por otro lado el Gomphus crassipes presenta una carne de una bella coloración azulada o lilacina.